BEBIDAS DEPORTIVAS

La controversia acerca de la composición ideal de las bebidas deportivas (restitución electrolítica) utilizadas durante el ejercicio aún continúa. La preocupación principal es el tiempo que tardan en pasar por el estómago: cuanto más concentrada es la bebida más demora para salir del estómago y absorberse en el flujo sanguíneo. Se considera que esta demora es riesgosa para la hidratación, y además las bebidas de vaciado lento pueden provocar náuseas durante el ejercicio.

Muchas bebidas deportivas nuevas, que se pueden comprar en las farmacias, contienen polímeros de glucosa, que son evacuados del estómago casi tan rápidamente como el agua. La glucosa ayuda a retrasar la fatiga y mantiene los niveles de azúcar en sangre durante la ejercitación. Como regla general, los líquidos que se consumen durante los ejercicios no deberían exceder el 10% de carbohidratos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada